EN MALDONADO APRUEBAN UNA SOLUCIÓN A LAS CONTROVERTIDAS “PICADAS”

LAS AUTORIDADES FERNANDINAS REGULAN “LAS CORRIDAS CALLEJERAS”

Asiduamente leo “casi” de punta a punta el Diario Oficial en sus ediciones de papel. Lo hago por las razones propias de mi actividad como funcionario público y no porque alguien me obligue a ello, sino porque desde muy jóven he sido un adicto a la lectura, así sea un diario viejo tirado en el piso.

Y fue así que en la edición Nº27446 del pasado 14 de marzo, encontré en el Diario Oficial la Resolución Nº2331/008, por la que se dicta el cúmplase al Decreto Departamental 3836/2007 de la Junta Departamental de Maldonado, por la que se autoriza dentro del territorio de aquel departamento, la realización de pruebas de aceleración de vehículos motorizados, las tradicionales y conocidas “picadas”.

Vaya casualidad!!! que este tema también es de notoria preocupación en nuestra comunidad. Basta escuchar día a día los principales programas de radios, ojear los diarios y semanarios, o ver los canales de TV locales o de cualquier otro lugar, para comprobar la multiplicidad de situaciones originadas por este tipo de prácticas llevadas a cabo por jóvenes y no tanto, que provocan desde la simple reacción de los demás concuidadanos hasta los consabidos accidentes de variadas consecuencias.

Nuestra sociedad ha tenido que lamentar muchas pérdidas de vidas humanas, así como también los sistemas de salud públicos y privados han tenido que soportar un elevado gasto en la atención de pacientes con graves secuelas derivadas de accidentes de tránsito en general, y en particular a consecuencia de los excesos de velocidad en áreas urbanas y suburbanas. Hoy no hablemos de los acaecidos en rutas nacionales.

Todos somos conscientes que nuestras ciudades, especialmente las del interior del país, han sido diseñadas en el siglo pasado, con calles angostas, adaptadas a una dinámica de circulación ampliamente superada por el impresionante crecimiento del parque vehicular, donde al sostenido incremento de automotores en general, se ha sumado el explosivo aumento de motos y ciclomotores -que dicen voceros oficiales-ya andaría en unos 35 mil birrodados en la ciudad de Tacuarembó.

Y justamente hace pocos días, el tema fue motivo de tratamiento -una vez más- en el ámbito de la Junta Departamental de Tacuarembó. No es para menos.

Por ello, nos parece positivo que las autoridades fernandinas hayan procurado una solución a esta problemática, habiendo resuelto canalizar “la moda” de la juventud, regulando o reglamentando las competencias de velocidad (picadas), autorizando su realización en lugares adecuados para ello, a efectos de dotarlas de los niveles de seguridad acordes a esa actividad y fundamentalmente, como una fórmula acertada para dotar de mayor seguridad al tránsito diario en nuestras ciudades.

Creemos que es una medida a imitar aquí en Tacuarembó y en otras localidades de nuestro departamento y del Uruguay.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: